El guardián entre el centeno, J D Salinger

El guardián entre el centeno, de JD Salinger, se publicó en el año 1951, también traducido como El cazador oculto, provocó una gran polémica por su lenguaje provocador y por retratar sin tapujos la sexualidad y la ansiedad adolescentes. En relación directa con la llamada Beat Generation norteamericana (Ginsberg, Kerouac y Burroughs), así como con los movimientos contraculturales que sacudieron Estados Unidos durante los años 50 y 60 del pasado siglo, El guardián entre el centeno ha sido desde su publicación un símbolo de la rebeldía y las dudas adolescentes para millones de lectores.

Escrito en primera persona, El guardián entre el centeno relata las experiencias de Holden Caulfield después de haber sido expulsado de Pencey Prep, su escuela anterior, en la ciudad de Nueva York. De sus muchas aventuras, se puede destacar la noche en la que bailó con tres mujeres que no le caían bien, cuando contrató una prostituta pero acabó arrepintiéndose y esta y su compinche le timaron y dieron una paliza de muerte, cuando salió con Sally y todo acabó mal, su encuentro nocturno con su hermanita Phoebe, etc..  El título del libro hace referencia a un poema que se explica en el libro, que trata sobre un “guardián entre el centeno” que evita que “los niños caigan en el precipicio”.

La temática está basada en los conflictos existenciales y sociales de un adolescente. Este adolescente en particular tiene una forma de ver el mundo sin filtro, no siente la necesidad de mentir o falsear para socializarse o sobrevivir, simplemente dice lo que piensa. Y lo dice con un lenguaje sarcástico y arrollador con el que no te cabe la menor duda de lo que quiere expresar. El protagonista, Holden Caulfield, es una persona de dieciséis años que tiene juicios y pensamientos típicos de su edad, pensamientos que aún son un tanto infantiles pero que va madurando y van cogiendo una consistencia adulta. Otros personajes destacables son Phoebe, su hermana pequeña, a la que Holden nombra continuamente y de la que tiene una gran concepción, Allie, su hermano pequeño que murió y al que también halaga continuamente igual que a D.B, su hermano mayor y escritor de cuentos infantiles que vive y trabaja en Hollywood. El personaje que, a mí opinión, es de los que sin duda más destaca es Ackley, este es sucio, tiene granos en la cara y es antihigiénico pero a pesar de lo fastidioso que es (descoloca sus pertenencias sin permiso, se corta las uñas de los pies en el suelo de su cuarto y, además, piensa que ser dos años mayor que Holden lo hace superior) Holden pasa bastante tiempo con él y es él quien le invita al cine con otro amigo suyo porque Ackley no tenía planes, quizá sea porque, detrás del cinismo de nuestro protagonista, este sea compasivo.

Para finalizar, quería recomendar este libro a todos, pero especialmente a todos los adolescentes. Es una forma nueva de ver tu propia situación muy bien relatada, de saborear la pálida sensación de que alguien te entienda. JD Salinger, con su maravilloso ingenio y su don de expresión escrita, ha logrado lo que muchos han intentado: presentar una obra que refleje la adolescencia y los pensamientos propios de esta etapa con un lenguaje desaliñado y adecuado a la historia que se cuenta.

Jimena Llobera Rosete, 2ºD Bach.

 

 

 

 

Pido la paz y la palabra. Blas de Otero

presentacion

La Guerra Civil supuso una fractura en todos los ámbitos de la vida, el desolado clima de los primeros años de posguerra, que se caracterizaba por la censura y una sociedad en miseria, contrasta con el rico ambiente cultural de la República. La publicación de Hijos de la ira de Dámaso Alonso e Historia del Corazón  de Vicente Aleixandre forman parte de la poesía desarraigada o existencial que evoluciona hacia la poesía social, se pasa de expresar la angustia individual a manifestar la solidaridad con los demás y pretende llegar a la inmensa mayoría. La nueva poesía estará marcada por la publicación de Pido la paz y la palabra de Blas de Otero y Cantos íberos de Gabriel Celaya. La poesía social pretendía denunciar el clima de represión e injusticia que dominó la España franquista y pretende promover el cambio de la sociedad  por medio de la llamada “lucha política”.

Blas de Otero nació en el año 1916 en Bilbao, en el seno de una familia burguesa y murió en Madrid en 1979, tuvo una infancia dura tras la quiebra económica y la muerte de su hermano y su padre, llegó la introversión, el pesimismo y la obsesión por la muerte. Educado con los jesuitas, estudio Derecho en Valladolid y Filosofía y Letras en Madrid, a raíz de un viaje a París, ingresó en el Partido Comunista y fue cofundador de varios grupos poéticos, entre los que destaca “Nuestralia”. Su poesía pasó por tres etapas: su primera obra Cántico Espiritual, de gran religiosidad, recibe las influencias de los poetas San Juan de la Cruz y Fray Luis de León; la etapa existencial, en el que predomina el conflicto metafísico, con exasperados diálogos con Dios en los que se alternan la súplica dolorida y un sombrío nihilismo, destacan obras como Ángel fieramente humano y Ancia, y la etapa social, en la que se aprecia la fe en la solidaridad humana, destaca Pido la paz y la palabra.

En Pido la paz y la palabra predomina el verso libre de metro muy corto o con estructura de pie quebrado, el ritmo se apoya principalmente en la repetición tanto fónica (aliteraciones) como de pensamiento (paralelismos, anáforas, enumeraciones). Se tratan temas como la injusticia social, el anhelo de libertad y de un mundo mejor; estos temas explican el estilo utilizado: el poeta se dirige a la mayoría y expresa su voluntad de llegar al pueblo, lo que conduce al empleo de un lenguaje claro, intencionadamente prosaico y de tono coloquial, con un carácter dramático, también es patente de él una cierta violencia expresiva, ya que usa frecuentemente encabalgamientos abruptos. Los recursos literarios más utilizados por Blas de Otero  son: hipérbole, metáfora, antítesis, hipérbaton, paralelismo, aliteración y encabalgamientos tanto suave como abrupto.

Las influencias de Blas de Otero oscilaban entre los místicos Juan Ramón Jiménez y la Generación del 27, en el que se encuentran poetas como Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego y Federico García Lorca, pasando por otros poetas como Miguel Hernández y Cesar Vallejo. Personalmente, admiro su voluntad de comunicarnos el momento en el que se encontraba y me ha impresionado su gran capacidad de conmover al lector al haber vivido en una época tan difícil. Sus dos poemas En la inmensa mayoría y Fidelidad me han sorprendido, debido a que en ellas se representa perfectamente el periodo en el que se encuentran y su sentir respecto a ello.

Los renglones torcidos de Dios

PRÓLOGO

Para escribir este libro, el autor ,después de visitar numerosos manicomios, ingresó en un hospital psiquiátrico y convivió, como un loco más, entre los locos. Casi todos los enfermos mentales, cuyos avatares se relatan (y que en la obra aparecen bajo la común denominación de los «Renglones torcidos de Dios»), han sido conocidos y tratados por el escritor. Con todo, el autor ha cambiado nombres, sexos, edades y lugares de procedencia. Aquellos que son fruto exclusivo de su invención, son, no obstante, similares a otros, clínicamente encuadrados y clasificados, dentro de la gran variedad de perturbaciones de la mente. No obstante, esta obra no es un tratado de psiquiatría. Es novela y sólo novela. Si los tipos son retratos, copiados de la realidad, sus historias, en cambio, son ficticias y fruto de la exclusiva imaginación del novelista. El manicomio próximo a Zamora conocido por Hospital Psiquiátrico de Nuestra Señora de la Fuentecilla, instalado en el edificio de una antigua cartuja, no existe en la realidad: es un compendio novelado de otros muchos y su inspiración más próxima es aquel en que voluntariamente ingresó T. L. de T. simulando una psicosis depresiva, para mejor conocer, desde dentro, la pavorosa realidad que pretendía describir.

 

 

Los renglones torcidos de Dios son, en verdad, muy torcidos. Unos hombres y unas mujeres ejemplares, tenaces y hasta heroicos, pretenden enderezarlos. A veces lo consiguen. La profunda admiración que me produjo su labor durante mi estadía voluntaria en un hospital psiquiátrico acreció la gratitud y el respeto que siempre experimenté por la clase médica. De aquí que dedique estas páginas a los médicos, a los enfermeros y enfermeras, a los vigilantes, cuidadores y demás profesionales que emplean sus vidas en el noble y esforzado servicio de los más desventurados errores de la Naturaleza.

RESUMEN:

Alice Gould una mujer inteligente, de cultura exquisita  y  muy atractiva para su edad es internada en un manicomio por su propia  voluntad simulando una paranoia . En la noche que es encerrada va acompañada de lo que ella cree que es su cliente, ya que tiene licencia de detective privado y tiene que resolver un importante caso de asesinato que sucedió hace años. Por la información que ella tiene y que mayoría la deducio sola, este asesino padece esquizofrenia así que decidió ir con  su cliente, Raimundo García  De Olmo con la solicitud de un doctor amigo  de Raimundo del ingreso de Alice.

Una vez encerrada fue interrogada por el doctor Ruizpérez que era la mano derecha del director del psiquiatrico, Samuel Alvar. Ella le contó los hechos tal cual, que era detective privado y  había venido para investigar un asesinato, sabiendo que nadie la creería y tendría mas posibilidades que la tomaran por loca. Cuando el doctor saco sus conclusiones se la paso a la psicóloga  Monserrat Castell, era una mujer joven, agradable, tierna, amable. Alice y ella hicieron amistades enseguida, la psicóloga a lo largo de su estancia ahí le hizo innumerables pruebas sin encontrar rastro de locura junto a su compañero Dr. Cesar Arellano que cogio un increíble cariño y aprecio a la supuesta demente.

Alice era una mujer tranquila sabia llevarse con la gente aunque no estuvieran a su nivel, en todos los aspectos posibles, hizo muy buenas migas en el manicomio. Ignacio Urquieta era su mayor apoyo en esa casa de locos, parecía tan agradable, normal, por así decirlo, Alice no podía entender que tipo de enfermedad podía padecer ese magnifico hombre, hasta que un día tras un tiempo de su ingreso en la visita de unos parientes de Urquieta fuera hacia una día esplendido y de repente empezó a llover. Él se altero muchísimo se puso como loco al ver el agua, entro en tal crisis que le tuvieron que sujetar entre tres enfermeros, fue ahí que Monserrat al ver lo mucho que ese grandullón le importaba a Alice le contó su rara e inexplicable fobia al agua.

Luego estaban Rómulo y Remo dos hermanos gemelos que no sabían de la existencia del otro a Alice le daban mucha pena y se encariño muchísimo de ellos, hasta intento juntarlos por todo los métodos posibles pensando así que tendrían algo de apoyo mutuo en el manicomio ya que todavía eran uno niños, pero no hubo manera, para Rómulo solo existe Alicia o la niña pendulo´como la llamaba ella, igual es una muchacha de uno 15 años que carece se sentido común y el chiquillo sentía la necesidad de protegerla siempre, en cambio Remo siempre solo con su paranoia que estaba mas avanzada que la de su hermano no se enteraba de la mayoría de cosas que sucedía a su alrededor. Así a lo largo de unos cuantos meses Alice conoció gente maravillosa, rara, especial, con características muy diferentes a lo habitual pero no la mayoría debían ser malas ya que la gente peligrosa e irracional se hallaba en claustrura.

Alice Gould no sabia que podía ser aquello hasta que un día un enfermo la ataco cuando estaba en el jardín dando un tranquilo paseo, era un enano que tenia desproporcionada cada parte de su cuerpo entonces no pensaba en sus actos, la señora Gould sin darse cuenta utilizo el arte del judo que había aprendido años atrás para defenderse en situaciones complicadas de su carrera pero esta vez no fue solo eso, del golpe el gnomo como lo llamaban´cayo al suelo y se quedo inconciente al golpearse con una roca. A Alice se la llevaron en seguido a la ¨Jaula¨ donde estaban los mas demenciados del manicomio.

Monserrat escucho toda la historia y al suponer que fue en defensa propia la llevo ante el director nada mas regresar este de su viaje, que en verdad era lo que la mujer querría desde que ingreso en ese lugar tan maravilloso como espeluznante a la vez.

Alice al estar cara a cara con el Dr. Alvar se lo contó todo que llevaba mucho esperándole para llevar a cabo su investigación, este le dijo que el no estaba al tanto de nada de eso y la llamo loca a lo que ella le abofeteo por atreverse a decir tal cosa de una mujer tan decente como ella se consideraba. Tras su disputa con el director este la mando otra vez a claustrura. La junta de médicos al enterarse de todo el escándalo que se monto entre Alice y el director la mayoría se puso de parte de ella. El Dr. Samuel Alvar intento hacer lo imposible para demostrar que aquella mujer sufría una paranoia bastante avanzada a tal punto que ella se creía sus propias mentiras y por eso era incapaz de mostrarse de otra forma y parecía tan normal y coherente, pero nadie le hacia caso. Entonces el llamo al supuesto cliente de Alice, el señor García del Olmo que admitió que no conocía de nada a esa mujer, pero Alice convenció a los médicos que ese no era su cliente que había sido engañada y encerrada apropósito, lo cual cambio toda historia, pensaba que su marido la había traicionado para quedarse con su herencia.

Tras varias discusiones, juntas de firmas y papeleos el director Alvar fue despedido a lo que le sustituyo la Dra. Bernardos que era una gran admiradora de Alice Gould , la apreciaba muchísimo por su belleza, armonía, inteligencia y cordura a pesar de estar en ese sitio lleno de locos, así que le contrato una abogada para solucionar ya todo el tema de su marido y su encierro ahí y después de todo eso la prometió conseguir su libertad.

Las cosas no salieron como pensaban, tras hablar con Alice la abogada fue a hablar con la actual directora, dijo que lo sentía mucho pero todo lo que decía esa mujer no era real, si que tenia el titulo de dectetive pero nunca trabajo en el tema, si que su marido iba vendiendo propiedades suyas pero con su consentimiento y desde luego nunca tuvo que resolver ningún caso y si estaba ahí era por la recomendación de un medico y porque la había llevado su marido. La doctora Bernardos no se lo podía creer pero hizo caso y prefirió no decirle nada a Alice sino dejarla libertad que saliera siempre acompañada del manicomio y hacerla sentirse cómoda y hasta ayudar a los médicos con algunos pacientes así se le pasaría el tiempo y no se daría cuenta que su hora de salir no llegara ya.

 Opinión Personal:

Este sea posiblemente uno de mis libros favoritos, ya que es diferente y muy real gracias a los sacrificios que hizo el propio autor al encerrarse en un manicomio para estar del todo familiarizado con el tema. Los renglones torcidos de dios tiene mucha información interesante, real…te hace ver como puede la mente de una persona jugar con ella, cuantas cosas retorcidas existen en el mundo, y como hasta las personas mas coherentes tienen algo de locura en su interior. Pero además es entretenido y te hace pensar y ver las cosas de manera muy distinta a como, a lo mejor, las veías hasta ahora. A mi me parece un libro que a cualquier persona le valdría la pena leerlo.

El sermón de fuego de Francesca Haig

Sinopsis

9788445002582Cuatrocientos años después de un apocalipsis nuclear, los humanos viven en un mundo sin tecnología donde los recién nacidos son siempre gemelos: uno de ellos es físicamente perfecto, el alfa; el otro sufre algún tipo de deformidad, el omega. Este mundo es de los alfas y los omegas viven marginados en asentamientos aislados. Sin embargo, cuando un gemelo muere, también lo hace el otro.
Precisamente por este motivo, Cassandra es confinada por orden de su hermano Zach cuando este se convierte en un destacado líder del Consejo. Su intención es garantizar su propia seguridad mientras planea un mundo en el que los omegas no puedan ser usados contra sus gemelos. Pero Cass es un tipo especial de omega: no tiene anomalías físicas, es vidente.
Siempre ha habido rumores de una resistencia omega organizada y aunque Cass desea unirse a los rebeldes, no puede evitar preguntarse qué pensarán ellos cuando descubran quién es su hermano.
¿Acaso es la única que cree que alfas y omegas pueden convivir en paz?

Reseña

Para hablar de El sermón de fuego primero hay que hablar del argumento tan interesante que nos describe la autora en la sinopsis. Yo personalmente es el primer libro que leía de esta autora, y me ha sorprendido gratamente su forma de escribir. Si no me falla la memoria es el primer libro post apocalíptico que encuentro con este planteamiento. Un mundo en el que la genética de ha alterado de tal manera que ya no nacen hijos únicos. Todas las mujeres, fértiles, tienen gemelos en el parto. Uno es el alfa, el gemelo perfecto, y otro el omega, el gemelo con alguna discapacidad, no necesariamente física.

Los libros post apocalípticos y las distopias siempre siguen algún esquema en concreto, en el que el objetivo suele acabar siendo derrotar a los que en esos momentos tienen entre sus manos el poder. Con ello resulta raro encontrar un libro que se salga de esto así que solo por su originalidad El sermón de fuego ya se lleva muchos puntos a su favor, no solo eso, sino que también tiene sus partes positivas por el hecho de no ser del todo de temática juvenil y que sus protagonistas sean algo más que adolescentes hormonados.

La autora nos narra las cosas en primera persona desde la perspectiva de Cass, la protagonista, pero lo hace de una forma un tanto desordenada, al menos en un principio. Cass es una chica sin discapacidades pero omega, es vidente. Tardan en descubrir que es omega más de lo normal y su hermano acaba totalmente perturbado y traumado. A lo largo de sus primeras páginas vemos intercalados momentos de la actualidad de la acción con los años previos, la infancia de su protagonista y de su gemelo, en el que se nos explica cómo ha llegado a la situación en la que se encuentra y conocemos también la sociedad en la que se encuentran.

El hecho de relacionar la vida de los alfas con los omegas condiciona muchas de las acciones que van transcurriendo a lo largo de sus páginas y consigue que cueste adelantarse a lo que va a ocurrir. Con ello la autora engancha a lo largo de sus páginas, nunca sabes lo que va a pasar a continuación, tiene una narración amena que hace que sus páginas pasen rápido y una trama de las que no llegan a estar del todo claras hasta que no llega su final.

La ambientación a su vez también juega a su favor. Me ha gustado ver este mundo futuro, en algunos momentos si no nos centrábamos en lo que había ocurrido previamente hasta podía parecer un libro de fantasía por la forma de vivir que tenían sus protagonistas, pero hay algo más allá de eso, una historia previa de nuestra humanidad aunque debo decir que esta se me ha quedado un poco corta y me había gustado conocer más detalles.

En este sentido crea un mundo que acaba volviéndose real y también unos personajes con los que te puedes identificar, Cass pese a tener cierto complejo de héroe acaba cumpliendo su papel, de la misma forma que su hermano puede ser uno de esos malos cuyas malas intenciones no siempre están del todo claras, es cuestión de ir viendo a los que van aparecido con el paso de las páginas. Lo malo en este sentido es que nos centramos mucho en conocer lo que hay en este mundo y el libro acaba siendo bastante introductorio.

Así que en menos palabras El sermón de fuego me ha gustado, tiene una trama original y buenos personajes, además de una ambientación de las que consiguen que te sumerjas en la historia, las paginas pasan sin que te des cuenta, no solo por la narración de la autora, también por el hecho de no saber que esperar de la página siguiente, es un tanto introductorio pero dentro de esto nos mete en su mundo y lo hace tan real como el nuestro.

Lo mejor: El desarrollo de los personajes y la originalidad del tema

Lo peor: El principio, es un poco confuso aunque intrigante

Te gustará si… eres un lector asiduo a las novelas post apocalípticas y te gustan las cosas nuevas.

                                                                                         Noelia Madrid Leal 4º B

Aura de Javier Ruescas

Sinopsis

9788468316307Con el peso de la verdad sobre sus hombros, Ray, Eden y su nuevo compañero de viaje, Dorian, se dirigen a la Ciudadela en busca de ayuda. Pero el lugar no es el mismo desde que la chica lo abandonó: ahora la lucha de los rebeldes contra el gobierno se ha vuelto más encarnizada. Las reservas de energía comienzan a estar al límite y la gente se muere. El miedo se ha convertido en el arma más poderosa de los centinelas. Mientras Eden se enfrenta a su pasado y Ray intenta desentrañar sus sentimientos por ella, Dorian irá descubriendo poco a poco los límites de su auténtica naturaleza. Juntos deberán deshacer, antes de que sea demasiado tarde, la telaraña de secretos, mentiras y traiciones que amenaza con sepultar la verdad para siempre.

Reseña

Nada más terminar la primera parte de esta saga, Electro, me lancé a leer Aura; y lo cierto es que me gustó tanto como el primero. Así que tengo muchísimas ganas de poder terminar la historia con la tercera parte, Némesis, que será publicada a lo largo de este mes o principios del siguiente, abril. Si los autores consiguen mantener este listón tan alto, sin duda se va a convertir en una saga memorable.

Al comenzar este libro nos encontramos con un nuevo personaje, Dorian, que se unirá a los protagonistas, Ray y Eden, en su viaje hacia la Ciudadela. Si recordáis la reseña de Electro, mencionaba que no se produce apenas una profundización suficiente en los personajes. Sin embargo, en esta segunda parte, hay un desarrollo muy importante. Además de Ray y Eden, ahora tenemos un nuevo punto de vista acerca de todo lo que sucede, el de Dorian, que se va a convertir en una pieza clave y va a enriquecer mucho la historia.

Aura va a narrarnos cómo llegan nuestros protagonistas a la Ciudadela y todo lo que allí va a suceder y que va a marcar el desarrollo de la historia: el plan del gobierno, los rebeldes, la organización de la rebelión… Es una novela llena de acción, emoción, misterios y sorpresas, que no te va a dar ni un respiro. La historia sigue una perfecta continuidad que nos va abriendo de forma más amplia el mundo que ya nos adelantó Electro.

Vamos a conocer mucho mejor a los personajes, entre ellos a la misteriosa Eden, que va a abrir la puerta de su pasado y nos mostrará sus motivaciones ymiedos. Ray va a sufrir también una evolución, influenciado por Dorian y los

rebeldes. Pero sin duda el más transcendental va a ser Dorian. A lo largo de la novela vamos a ver sus diferentes ‘caras’, su evolución y todo lo que le ronda por la cabeza y le perturba. Va a ser un personaje imprevisible y que, aunque en principio no lo aparente, va a resultar determinante para la historia. Es fácil empatizar con él y sentir lástima y ternura por sus pensamientos enfocados a encontrar el sentido de su existencia.

El resto de personajes de esta segunda parte también me han gustado, tienen una función y un papel acertados en la historia, enriqueciéndola y haciéndola más realista al presentarnos diferentes puntos de vista, representaciones de tipos de personas y de clases, así como las prioridades de cada uno que, en definitiva, se condicionan según sus intereses.

El ritmo de Aura es de vértigo, una lectura muy adictiva. De nuevo me ha encantado la prosa ágil de Javier Ruescas y Manu Carbajo, que se complementan a la perfección de modo que no es posible percibir qué parte pertenece a uno u a otro. Nos han trasladado a un nuevo escenario con distintos personajes a través de una excelente ambientación, que hace que el lector se sumerja fácilmente en la trama, y una buena conducción de la historia.

He disfrutado muchísimo con esta historia, tanto en su primer como en su segundo libro, y espero con muchas ganas e ilusión su final.

En resumen, Aura es una excelente continuación que carga de sentido a la primera parte de esta historia trepidante, original y muy adictiva. Ruescas y Carbajo nos dejan con el listón muy alto para la tercera parte, Némesis. Aura es una novela adictiva llena de acción, sorpresas y giros en la trama que no te dejarán indiferente.

Lo mejor: Acción de la trama y desarrollo de los personajes.

Lo peor: La verdad es que no he encontrado nada tan negativo como para destacarlo.

Te gustará si… Necesitas una lectura rápida, adictiva y llena de acción.

Noelia Madrid Leal 4º B

 

Una ventana a la guerra

En este texto, el autor intenta aclarar el error que comete la sociedad respecto a la guerra, que para nosotros representa algo trágico pero no tan peligroso como en realidad es. Quiere hacer ver que por culpa de la información maquillada que recibimos de políticos y noticiarios creemos que los reporteros están libres de peligro, que el enemigo no disparará contra ellos y se hará a un lado mientras trabajan, cuando en realidad no es así. Este concepto se resume muy bien en una de las frases finales del texto: “Las guerras son, a ver si nos enteramos, peligrosas y putas guerras” (Pérez Reverte, 2003)

Es un artículo escrito por Arturo Pérez Reverte y publicado en el suplemento dominical “El semanal” el 30 de Mayo de 2003 por el que recibió el Premio González-Ruano concedido por reflejar aspectos de la realidad actual, como era la guerra de Irak a la que se refiere en el artículo. En el texto presenta la trágica muerte de dos reporteros, Julio Anguita Parrado y José Couso, que estaban trabajando como periodistas de guerra en la batalla de Irak que tuvo lugar entre el 20 de marzo y el 1 de mayo de 2003, en la que España participó apoyando al ejército americano que había iniciado la invasión.

Arturo Pérez Reverte es un escritor y periodista nacido en Cartagena en 1951. Estudió periodismo y ciencias políticas y trabajó 21 años de reportero de televisión, radio y prensa. Entre los conflictos en los que trabajó destacamos guerras como La de El Salvador, la del Sahara, la crisis de Libia, etc. Escribe una página de opinión en “XLSemanal” y fue galardonado con el Premio González-Ruano por el artículo del que hablamos en este trabajo: “Una ventana a la guerra”. Tras retirarse como periodista ha dedicado su vida a la literatura, con numerosos trabajos muy reconocidos como “No me cogeréis vivo” (2005) o “Las aventuras del capitán Alatriste” (1996). Ingresó en la RAE el 12 de junio de 2003, con su discurso El habla de un bravo del siglo XVLL.

Destaca por la sinceridad y claridad con la que escribe sus artículos, sin tapujos, se expresa con un lenguaje informal y que todo el mundo entiende, pero sin dejar de ser elegante en sus escritos. Tiene muchos artículos en los que trata casos de injusticia social o la mala gestión de asuntos nacionales, en los que presenta una actitud crítica y no muestra compasión con aquellos que se aprovechan de otros, o cometen delitos, muchos sin recibir castigo alguno y escribe sobre ello públicamente sin ningún tipo  de restricción salvo la de usar un lenguaje que, a pesar de ser coloquial y usar palabras ofensivas o insultos, es siempre claro y conciso.

En este artículo el autor muestra una actitud crítica ante el problema que presenta: la falsa idea que tiene el mundo sobre la guerra. Quiere dejar claro que no importa quién seas ni qué hagas, en medio de la batalla eres un enemigo más y por tanto puedes resultar herido o incluso morir, la guerra es peligrosa y vivimos hechizados por las historias que nos cuentan. Gracias a su forma sencilla y contundente entendemos el problema que plantea y la solución que da a este.

Si buscamos un antagonista en este artículo la respuesta es sencilla: Los políticos y los medios de comunicación. Debido a la manera en la que las personas con poder transmiten las noticias, tenemos una idea equivocada sobre el mundo en el que vivimos, creemos en la perfección y el sentido común y fraternal y damos por hecho que incluso en situaciones tan graves como es una batalla las personas saben distinguir entre los que están ahí para luchar y los que no y son considerados con aquellos que desempeñan un trabajo distinto al  militar, como el de los protagonistas del artículo. Resalta que debemos darnos cuenta de cómo es de verdad el mundo, y pretende que entendamos que una guerra es algo sangriento y peligroso, que siempre va a causar más mal que bien y que todo aquel que decide ir allí ya sea soldado o periodista debe saber que podría no volver.

Es un texto argumentativo, en éste el autor presenta un problema o tesis y a lo largo de él proporciona numerosos argumentos que la respaldan. Comienza con una introducción que luego desarrollará más adelante y en el último párrafo incluye dos frases finales que resumen su tesis a modo de conclusión.

El artículo es duro y contundente, provoca sentimientos de preocupación y tristeza, ya que el tema que trata es una realidad que afecta los lectores, puesto que muchos de ellos nunca han luchado ni trabajado en una guerra, y la mayoría solo conocen la versión que las autoridades hacen pública. Habla sobre los dos periodistas dando nombres y apellidos, menciona a sus familias y explica como murieron, recursos que hacen que el artículo vaya más allá de ser una página de un periódico a ser una historia real haciendo que el lector sienta cercanos a esos hombres y sus tragedias, crea un vínculo con el público que hace que su artículo tenga un impacto mayor en éste, a través de los sentimientos.

La idea central del texto es la siguiente: La guerra no distingue entre militares y civiles, es peligrosa y cualquiera que vaya corre el riesgo de morir. En el análisis de los datos marginales encontramos distintas ideas, entre ellas destacamos que el gobierno y la prensa muchas veces transmiten la información de manera incompleta, dan las noticias sobre la guerra de manera que puede ser vista como algo limitado que solo afecta a los combatientes. Otra idea secundaria es la crítica que el autor hace a la actitud de la sociedad que se estremece y habla sobre la muerte de dos periodistas en una guerra en la que mueren miles de personas.

La crítica abierta que Pérez Reverte hace a la sociedad hipócrita que se escandaliza por la muerte de dos personas en una guerra, está totalmente justificada, ya que solo vemos lo que otros quieren que veamos. La manipulación de la información es algo con lo que estamos condenados a vivir, en las noticias transmiten el número de personas que caen en la batalla de manera que se vea como algo necesario para conseguir un objetivo mayor, se basan en el concepto de que el fin justifica los medios y cuando pensamos en el número de muertos no sentimos que sean más que eso, un número. Sin embargo ante la trágica muerte de dos periodistas el país entero llora y maldice a la guerra, como si de repente nos diéramos cuenta de que la gente realmente muere en ella.

El texto, contundente e impactante hace que al leerlo vea que ignoramos la mayoría de injusticias que suceden en el mundo, y soy una oveja más de este gran rebaño que formamos los ciudadanos de nuestro país, que seguimos obedientemente a nuestros políticos y personas influyentes que debido a su generosidad nos van guiando por el “buen camino”. Después de leer el texto me doy cuenta de que la mayoría de veces no nos preguntamos por la veracidad de la información que recibimos, nos la creemos sin rechistar, estamos de acuerdo con los motivos de la guerra, lamentamos las muertes de los soldados pero sabemos que son imprescindibles para el triunfo de nuestro país y lloramos desconsoladamente la muerte de dos periodistas inocentes que fallecieron cuando hacían su trabajo, entonces maldecimos y condenamos a nuestros enemigos que tan poca humanidad demostraron y deseamos con más ganas que nuestro ejército gane para que todos puedan volver a casa. Esa es nuestra opinión, nos la creemos y la defendemos porque tenemos razón en lo que decimos  y podemos dar mil argumentos que lo respalden. Somos un buen rebaño.

Ana Peinado Palazón

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mi planta de naranja lima de José Mauro Vasconcelos

Corren los años 60 en Brasil, el golpe de estado de 1964 deja huella en la población, empezándose a distinguir los barrios que llegarán a ser conocidos como Favelas como agujeros de marginación, violencia e injusticia civil. Esta obra se publicó en 1968, durante esos años se reflejó un momento histórico caracterizado, inicialmente, por el autoritarismo, por una rígida censura y autocensura arraigada. La novela se desarrolló en la primera mitad del siglo XX, cuando encontrar trabajo era asunto imposible y las condiciones y sueldos una vez lo consigues son pésimas. José Mauro de Vasconcelos retrata su infancia como mezcla entre la sangre nativa india (su madre) y la sangre de los colonos (su padre). Durante su infancia no tuvo apenas dinero y vivió en el barrio de Bangú, en el que se desarrollará la novela.

Es un documento social y un retrato del Brasil más desfavorecido, el de la pobreza más absoluta. Contada en primera persona y desde el recuerdo, Zezé conseguirá llegar fácilmente a nuestro corazón. Este niño de apenas cinco años, está creciendo y conociendo el mundo desde una inteligencia inocente, profunda y exploradora y con una imaginación infantil muy bien representada. Zezé, según su familia y todo el mundo, es un niño diablo. Hace travesura tras travesura y por ello recibe una palizas en su casa que acaban haciéndole creer al él mismo su natural maldad hasta tal punto, que para él, en navidad, no nace el niño Jesús sino el niño Diablo. Cuando su familia se ve obligada a cambiar de casa por la pobreza acontecida tras el despido de su padre del trabajo, Zezé hará un nuevo amigo, Minguiho o su Xururuca, también conocido por su arbolito de naranja lima. Será con él con quién juegue y se divierta y a él le contará todas sus desdichas y sus gracias. Durante la historia se irá descubriendo que la persona que más le quiere en la familia es su hermana Gloria (o Godóia), que es la única que le protege de los golpes del resto de su familia. Pronto hará un nuevo amigo, el Portugués, e irá con él en el coche más bonito de todo Bangú. Pero, un día, tras haber decidido Zezé que su nuevo papá era este tal Portugués, que parecía quererle más que el propio, el gran Mangaritiba (el tren) arrolló el coche de su amigo y este murió. Con esta vivencia de la pérdida de un ser querido en un niño, el lector se emociona casi como si le pasase a él: Zezé enferma gravemente, y, aunque acaba recuperándose, nunca olvidará a Manuel Valadares, el Portugués.

Mi planta de naranja lima tiene algo de autobiografía con aires picarescos y algo también de naturalismo filtrado por cierto realismo mágico americano, todo ello en las palabras y los recuerdos de un niño maltratado por el destino y que cree que tiene el diablo en la sangre. Esta obra es un obvio reflejo de la literatura brasileña contemporánea que refleja una sensibilidad hacia los desposeídos y un profundo amor y respeto por la naturaleza. En ellas está presente la dureza de la vida en Bangú, la niñez en los barrios pobres, y otros aspectos que el autor trasmite, sin renunciar a los regionalismos, en un lenguaje claro y directo. El claro protagonista de la narración es Zezé, un niño travieso pero inocente y muy inteligente, con una mirada clara que la vida se encarga de enturbiar. Otros personajes son Gloria, su hermana, que le protege y cuida y es quién más le quiere con ese carácter suyo tan protector y tierno, el Portugués, o Manuel Valadares, que cuida y quiere a Zezé y se sorprende de la crueldad a la que está sometido en su casa, Minguiho, su planta de naranja lima, a la que Zezé le cuenta todo y con la que pasa grandes momentos, Ariovaldo, con quién Zezé desarrolla su gusto por la música y con quién se divierte yendo por las calles a voz en grito, y Luís, o el Rey Luís, su hermanito y al que Zezé quiere muchísimo y protege así como enseña todo lo que él sabe y aprende del tío Edmundo.

Vasconcelos escribió Mi planta de naranja lima en apenas doce días, y yo me pregunto ¿cómo pudo escribir una obra de tal esplendor en apenas doce días? Y eso, sólo me lleva a la magnitud de la maestría de este autor, en cómo llega al lector en apenas 208 páginas y cómo retrata la niñez a la perfección, con toda su inocencia y sencillez pero escondiendo una inteligencia que florece poco a poco, tan lentamente como Vasconcelos se interna en tu mente y tu corazón y te hace llorar y reír junto a Zezé.

Jimena Llobera Rosete

Aquí os dejamos la película. Está en portugués subtitulada.